Tutela

La tutela y todos los aspectos que la rodean (incapacitación, curatela y otras figuras jurídicas) tienen un interés creciente, fundamentalmente por dos motivos:

  • Una mayor participación de la familia en el diseño y planificación de la vida de los hijos, hijas y familiares con discapacidad intelectual, precisamente cuando ya no esté la familia que se encarga de estas personas.
  • La necesidad de prever la atención de las personas con discapacidad intelectual en el ciclo vital de la vejez, ante el incremento de la esperanza de vida de estas personas.

La incapacitación

La incapacidad es una medida judicial de protección a la persona que, llegada a la mayoría de edad, no puede gobernarse por sí misma ni administrar sus bienes.

La incapacidad comporta la privación total o parcial de la capacidad de obrar que debe ser dada mediante una sentencia judicial. No obstante, la persona incapacitada conserva su capacidad jurídica, es decir, es titular de sus derechos, bienes, obligaciones y acciones pero necesitará la representación de otra persona para hacer uso de estos derechos.

La incapacidad de la persona con discapacidad intelectual puede ser total (cuidado de sí misma y administración de sus bienes) o parcial (limitándose sólo la capacidad de administración de sus bienes). En este último caso, las limitaciones deben ser fijadas puntualmente por el juez.

Los tutores

La tutela es una institución de guardia y protección de la persona cuando esta es menor de edad o ha sido incapacitada judicialmente y no se encuentra bajo la patria potestad de sus padres.

Pueden ser tutores:

  • Las personas físicas que estén en pleno derecho de sus derechos civiles y no concurran en algunas de las causas que impiden ejercer la tutela, como haber sido privados de la patria potestad o cesados de alguna tutela anterior, tener mala conducta conocida, haber cometido delitos que puedan comprometer la tutela, tener conflictos de intereses con la persona a tutelar o que los padres, de forma manifiesta, así lo hayan prohibido.
  • Las personas jurídicas que no tengan finalidad lucrativa y figure la protección de menores o de personas incapacitadas entre sus objetivos específicos.

Contacto

Mònica Platas mplatas@dincat.cat

Servicios a las entidades federadas

  • Información y asesoría técnica y de gestión.
  • Apoyo técnico y de gestión.
  • Trabajar temas relacionados con los servicios de tutela.
  • Ofrecer información a los profesionales (atención directa y de gestión)
  • Revisión y asesoría de la normativa.
  • Modelos de atención.
  • Interlocutor con la Administración.
  • Negociación de condiciones para la mejora de los servicios.
  • Dinamizar grupos de trabajo.