• Mi casa

    Las personas con discapacidad intelectual tenemos derecho a decidir el lugar donde queremos vivir.
    La vivienda es el espacio donde podemos expresar nuestras emociones
    y los conflictos con nosotros mismos
    y con nuestros compañeros.

    Las personas con discapacidad intelectual podemos vivir con nuestras familias,
    con la pareja o compartiendo piso
    con otras personas con discapacidad intelectual.
    También podemos vivir en residencias,
    dependiendo del grado de discapacidad que presentemos.

    Si queremos vivir en pareja o compartiendo piso
    podemos tenir un servicio de apoyo.
    Este servicio de apoyo lo dan monitores, trabajadores sociales, psicólogos
    y otros profesionales.
    Los profesionales nos ayudan en los problemas que puedan haber en casa.