FEAPS denuncia estos hechos que demuestran la vulnerabilidad de las personas con discapacidad intelectual

Según informa EFE, la Policía Nacional ha desarticulado en Barcelona una red internacional que dirigía una decena de burdeles en toda España, y que forzaba a prostituirse entre otras, a una menor y a una mujer con discapacidad intelectual.

La Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual, FEAPS, quiere poner de manifiesto su indignación y repulsa ante situaciones de vulneración de derechos de personas con discapacidad intelectual, como los hechos acontecidos.

Si la obligación a prostituirse es un delito que denigra a la mujer, tiene aún más gravedad cuando se ejerce sobre colectivos vulnerables como los menores y las mujeres con discapacidad intelectual, que tienen mermada su capacidad de defensa.

Desde FEAPS queremos recomendar a la Policía que tomen en serio las denuncias de las personas con discapacidad intelectual, que en muchas ocasiones no son tenidas en cuenta.

Asimismo, quiere alertar a la sociedad de estos casos, para que denuncien cualquier acto que vulnere los derechos de estas personas que, muchas veces, ocasiones no son conscientes de que están siendo agredidas o violados sus derechos fundamentales.

FEAPS está formada por 891 entidades repartidas por el territorio español. Representa a más de 106.700 personas con discapacidad intelectual, 235.000 familiares, 24.000 profesionales y 8.000 personas voluntarias.