Compra de bienes o servicios

Los Centros Especiales de Trabajo (CET) son empresas que tienen la particularidad de que como mínimo el 70% de sus trabajadores y trabajadoras son personas con discapacidad. Su objetivo, como el de cualquier empresa, es productivo, pero su función es social. En la función social de los centros especiales de trabajo se incluye:

  • Proporcionar trabajo a personas con discapacidad.
  • Prestar servicios de ajuste de personal y social mediante las Unidades de Apoyo a la Actividad Profesional (USAP). Son los servicios de rehabilitación, terapéuticos, de integración social, cultural y deportivos que procuran que la persona trabajadora con discapacidad del centro especial de trabajo tenga una mayor rehabilitación personal y una mejor adaptación de su relación social.
  • Ser un medio para la integración laboral en el mercado ordinario.

Los CET reciben una doble consideración:

  • Como plataforma desde la cual las personas con discapacidad puedan acceder al mundo laboral ordinario, siendo mayoritariamente el caso de las personas con un alto nivel de autonomía, con necesidad de formarse en hábitos laborales o adquirir habilidades específicas para aprender un oficio.
  • Como única realidad laboral para las personas que necesiten un apoyo intermitente per continuo en el tiempo (que se ofrece mediante los equipos de apoyo consolidados en los centros especiales de trabajo) y para aquellas personas que, aunque tengan capacidad para desarrollarse en el entorno ordinario, no encuentran trabajo.

Consulta en este enlace los servicios y productos de los CET de las entidades asociadas a Dincat.